Top
Lacrimosa en Monterrey - VINIL
fade
9022
post-template-default,single,single-post,postid-9022,single-format-standard,eltd-core-1.1,flow-ver-1.3.5,,eltd-smooth-page-transitions,ajax,eltd-blog-installed,page-template-blog-standard,eltd-header-type2,eltd-sticky-header-on-scroll-down-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-menu-item-first-level-bg-color,eltd-dropdown-slide-from-left,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0,vc_responsive

Lacrimosa en Monterrey

Lacrimosa en Monterrey

Reseña: Axareth  Foto:Leyda Luz

Con una voz tan capaz y tan profunda, es difícil no dejarlo todo en el escenario, o al menos eso demostró Tilo Wolf, líder y vocalista principal de Lacrimosa, el pasado 9 de Diciembre en la Ciudad de Monterrey.

Uno de los conciertos más esperados del año, con un público puntual, atento y cautivo que llegaba incluso en camiones llenos, desde otras ciudades.

Aunque considerado un dúo, más que una agrupación, Lacrimosa ha escrito algunos de los más importantes capítulos, del rock y del metal gótico de Europa y del mundo, y que con más de 20 años de trayectoria ha sabido reinventarse, darle nuevas dimensiones a su composición y nunca defraudar a su entregado público.

Sin mucho preámbulo, en una atmósfera misteriosa y una tonalidad azul, la profunda voz de Tilo se encargó en unos segundos de captar la atención de todos, y comenzó el concierto con “Wenn unsere Helden Sterben”, pieza que da inicio a su álbum más reciente titulado Testimonium.

El concierto abarcó 6 temas de su nueva producción, pero hizo también un recorrido por sus éxitos más emblemáticos y la entrega de su público, los hizo volver al escenario más de una vez, es evidente que el amor que tiene esta banda por Latinoamérica y por México, los hace sentir como en casa.

Sin embargo, a mi parecer la entrega de Tilo Wolf, no era equiparable al resto de los integrantes, las guitarras tardaron más de siete canciones en sonar presentes, tal vez por sus efectos completamente digitales y ausentes de profundidad, por otra parte vimos a una Anne muy estática, interpretando solamente una canción como solista y dejando en manos de Tilo la energía y la conexión con el público.

Está claro que los conciertos son la conjugación casi mágica de muchos elementos, y Lacrimosa reúne los más importantes, una ejecución musical magistral, una composición única que los hace prevalecer a través de los años y una proyección vocal cautivante, incluso para quienes los escucharon por primera vez.

 

';